(+503) 2229-5874 / 7225-6585

El niño que vive con la verdad es capaz de afrontar la vida. – Anónimo.

Normalmente consideramos que, al dejar a los niños al margen del fallecimiento de un familiar o conocido, no le estamos haciendo daño, pero los niños también sufren la muerte en silencio y lo demuestran de diferentes formas.

Si sabemos cómo viven los niños el fallecimiento, los podremos acompañar a ayudarlos con su dolor, llenándolos de las capacidades necesarias para dicha superación.

Las capacidades para superar son capacidades que les servirán para afrontar situaciones difíciles toda su vida.

 

Como adultos y padres de familia siempre nos enfrentamos a diversas preguntas por parte de nuestros hijos:

  • ¿Qué ha sucedido?
  • ¿Me explicas que ha pasado?
  • ¿Quién se ha muerto?
  • ¿Por qué están tristes todos?

Después de encarar una pérdida si nos sentimos identificados con estas preguntas, quiere decir que los niños saben cuándo algo no está normal, y es cuando ellos usan estas interrogantes, por lo tanto, este es el momento de actuar como adultos y explicarles, en lugar de crearles dudas y diciéndoles mentiras, ya que les estamos creando inseguridad para toda su vida.

 

¿Qué estamos creando en la mente del niño al no decirles la verdad?

 

  • No saber identificar cuándo me están mintiendo
  • Tener que aceptar que me tengo que separar de todos cuando no puedo expresar que siento.
  • Guardar silencio cuando quiero expresarme
  • Llorar en silencio, porque nadie me entiende
  • Sentirse excluido en momentos importantes

 

Fases que experimentan los niños durante el duelo

 

  1. NEGACIÓN

Entran en un proceso donde no han asimilado aun lo que está sucediendo, cambiando de pensamientos a situaciones de su preferencia que lo hacen alejarse de la realidad.

  1. CULPA

Piensan que a causa de ellos pasó la muerte de la persona cercana, y más aún cuando no se le dice la verdad, piensan que por ellos ha pasado la muerte y por esa razón no lo involucran.

  1. IRA

Cambios de humor constantes, falta de interés de socializar con otros, enojo, rabietas, peleas y falta de acatar órdenes.

  1. IDEALIZACIÓN

Un factor importante es este, ya que los niños comienzan a imaginar la figura de la persona que ha fallecido, a soñar constantemente con ella o el, que aparece en su vida, que le ven en la casa, o a tomar actitudes que esa persona tenía en cuanto a sus acciones.

  1. PÁNICO

En la mayoría de los casos se da por falta de información y comprensión ya que generan angustia, temores sobre todo nocturnos, pesadillas constantes, inhibición y falta de cercanía a los propios familiares.

 

¿Cómo hacerles saber la perdida?

 

Es importante tener claro que este proceso lleva tiempo, cada padre o familiar puede encontrar la manera más adecuada, para decirle lo que está sucediendo.

  • Buscar un sitio seguro, y cálido, no es conveniente un lugar con mucha gente o mucho ruido.
  • Decir directamente quien ha fallecido de la forma más serena posible.
  • Explicar que las emociones que están viviendo son normales, ya que podría experimentar, ansiedad, depresión, desorientación o distracción.
  • Dar ejemplos de cómo se sienten otras personas para que sepa que no es la única persona que se siente de tal forma.
  • Crear juntos una página de colores, sobre las cosas que le hacen feliz, e ir tratando de variar el tema con otros acontecimientos que le generen paz.

Si considera que a pesar de llevar a cabo estas acciones y después de haber transcurrido el tiempo, el niño aún no ha sabido sobrellevar la perdida; es importante buscar asesoría con profesionales de la salud mental, ya que se pueden utilizar las técnicas necesarias para las diferentes edades.

Recuerde: Ningún niño es demasiado pequeño, para no darse cuenta cuando alguien importante ya no está allí.

 

Tips de Intervención familiar ante una pérdida

 

Como padres de familia o adultos a cargo, las siguientes actividades son formas de acercarnos discretamente al niño, haciendo que su tiempo de duelo sea sobrellevado de la mejor manera y de forma más rápida.

  • Leer cuentos acerca de duelo para niños por ejemplo: PARA SIEMPRE del autor: Durant A y Gliori., NO ES FÁCIL PEQUEÑA ARDILLA del autor: Ramor E., entre otros.
  • Ver películas como Bambi, que ayudan a comprender más allá de lo que puedan en estos momentos.
  • Arte terapia: Les permite dibujar a su manera y es una forma de desahogar lo que sienten.
  • Dibujar caras de emociones: Esta es una forma de identificar avances, ya que podrá dibujar sus emociones según el desarrollo de su proceso de superación.
  • Salir a dar paseos, parques, playa en familia para distraer su mente por momentos.
  • Ejercicios para la relajación muscular, lo que le permitirá ocupar su mente en otras cosas, y mantener sano su cuerpo.

 

Recordar: El duelo es un proceso así que se necesita tiempo.

 

Clínica Psicológica SIP –  ¡Cambiando mentes, transformando vidas!

Obténga una sesión gratis por Skype

¿Tiene algún problema en que podamos ayudarle? Deje su nombre y correo para tener una sesión de 30 min gratuita con nuestro equipo.

¡Perfecto! Nos comunicaremos contigo a tu correo para coordinar nuestra sesión.